Si cada decisión que tomas proviene de un lugar honesto, eres sólido y nada de lo que nadie pueda decir sobre ti puede sacudirte o cambiar tu opinión.