Si tienes suficientes personas sentadas diciéndote que eres maravilloso, entonces comienzas a creer que eres fabuloso, entonces alguien te dice que apestas y tú también lo crees.