Sinceramente, creo que tienes que ser capaz de tocar la guitarra con fuerza si quieres poder sacarle todo el espectro de tonos. Como normalmente toco muy duro, cuando empiezo a tocar un poco más suave, mi tono cambia por completo, y eso es realmente útil a veces para crear una sensación más relajada.