Básicamente, me estereotipa mucho en términos de ser una niña y escribir música para chicas adolescentes o algo así. Creo que, en todo caso, la prensa, debido a mi género y mi edad, tiende a relegar mi trabajo a este tipo de grupo de intereses especiales. Es parte de la dinámica cultural, supongo.