Es muy importante reinvertir en los pequeños momentos de comprensión de uno mismo.