Prefiero los grandes almacenes. En las boutiques, se acercan y te preguntan si necesitas ayuda. No puedo perderme en la experiencia.