La primera vez que vi ‘Star Wars’, me emocioné tanto que vomité.