Nunca pensé que mi vida privada fuera de interés periodístico.