La violencia entre los jóvenes es un aspecto de su deseo de crear. No saben cómo usar su energía de manera creativa, por lo que hacen lo contrario y destruyen.