La ventaja del virus es que se propaga, y solo se puede propagar cuando infecta a las personas y ellas infectan a otras personas sin necesariamente matarlas. Entonces, si tuvieras un 100 por ciento de mortalidad, la pandemia potencial casi se eliminaría por sí sola.