No tengo luces, no tengo asistentes, solo voy a encontrarme con alguien y tomo una fotografía. Eso es realmente básico, y así era como solía trabajar cuando tenía 17 o 18 años en Holanda.