Siempre que descubrí algo notable, pensé que era mi deber escribir mi descubrimiento en un papel, para que todas las personas ingeniosas pudieran estar informadas de ello.