Se vive con la esperanza de convertirse en recuerdo.