Mi pequeña experiencia en ‘Dancing with the Stars’ me permitió apreciar lentamente el vals y el vals vienés, pero verlo en Viena es algo muy diferente.