Lamentablemente, los indios no son aceptados fácilmente en Pakistán y eso tiene mucho que ver con los gobiernos.