Me encanta el rosa, ¡es tan femenino!