No existe tal cosa como envejecer con gracia. No conozco personas que quieran contraer la enfermedad de Alzheimer, o que quieran contraer cáncer o artritis o cualquiera de las otras cosas que afligen a los ancianos. El envejecimiento es malo para ti, y es mejor que lo aceptemos.