Los verdaderos artistas son casi los únicos hombres que hacen su trabajo por placer.