Para ser universal, debes estar arraigado en tu propia cultura.