Esto puede sonar masoquista o narcisista, no lo sé, pero cuando no estoy jugando, las validaciones que siento sobre la vida son siempre a través de las dificultades. Me relaciono más con la tristeza, en muchos sentidos, cuando no estoy jugando.