Mis padres, son el tipo de personas que no querían que yo tuviera una cabeza grande, así que seguían desafiándome y desafiándome.