La mayoría de las personas son tan felices como deciden serlo.