Mi entrenador y yo pensamos que podría nadar 57,3 si ejecutaba la carrera perfecta, pero lo hice incluso mejor que eso.