Crear una empresa y ser fundador es realmente difícil y la mayoría de las empresas fracasan. Realmente tienes que tener un compromiso profundo y creer en él y estar dispuesto a superar muchos altibajos.