Es la sociedad la que incapacita a un individuo al no invertir en la creatividad suficiente para permitir que alguien nos muestre la cualidad que lo hace raro, valioso y capaz.