Es imposible permanecer indiferente a la cultura japonesa. Es una civilización diferente donde todo lo que ha aprendido debe ser olvidado. Es un gran desafío intelectual y una hermosa experiencia sensual.