He tenido una vida tan satisfactoria profesional y personalmente. Espero que mi lápida diga: «Nunca aburrido».