La omnipresencia de las armas en nuestra sociedad está destruyendo Estados Unidos.