La naturaleza misma de las finanzas es que no pueden ser rentables a menos que estén significativamente apalancadas … y mientras haya deuda, puede haber fallas y contagio.