Sucede que tuve suerte porque sabía lo que quería hacer en mi carrera desde que tenía nueve años.