Están los buenos y los malos, los grandes y los bajos, los justos y los injustos. Te juro que todo eso nunca cambiará.