Me gusta la posibilidad de fallar. No quiero estar en una zona cómoda.