Tengo mucho de lo que podrías llamar autodesprecio creativo: tengo expectativas bastante altas y parecen ser consistentemente más altas de lo que soy capaz de lograr.