Por favor, no empiece a creer que el establishment político estadounidense es otra cosa que una marioneta corrupta de la oligarquía.