Cuando eres promedio, estás tan cerca de la parte inferior como de la parte superior.