Una gran parte de nuestra experiencia madura no se puede expresar con palabras.