Si no preservamos los recursos naturales, no vas a tener una sociedad sustentable. Esto no es algo para Chez Panisse y la élite de San Francisco. Es para todos.