Creo que, en cualquier profesión, lo que más temes es no poder desempeñarte, no poder afrontar nuevos retos. El miedo a la no aceptación, especialmente en el arte creativo. ¡Qué pasa si ya no le agradas al público!