La gente me pregunta por qué cuando interpreto al ‘joven enojado’ en la pantalla, realmente parezco enojado. Razonan que se debe a alguna represión en mi infancia. Pero, es solo que no puedo evitarlo, está en mis genes.