La observación más que los libros y la experiencia más que las personas, son los primeros educadores.