Empecé una segunda novela siete veces y tuve que tirarlas.