Existe el mito de que Estados Unidos es un crisol de culturas, pero lo que sucede en la asimilación es que terminamos eligiendo deliberadamente las cosas estadounidenses (perritos calientes y tarta de manzana) e ignorando las ofertas chinas.