La popularidad se te otorga, y si crees que solo porque eres realmente popular eres una mejor persona, podría ser un verdadero colapso cuando descubras que la popularidad baja.