Mi madre dejó tres hijas cuando se fue a Estados Unidos y comenzó una nueva vida. Ciertamente me sentí abandonada cuando mi padre murió de un tumor cerebral, sentí que me había abandonado a esta madre terrible y volátil y no tenía protección.