¿Quién puede decir que no puedo encontrar un buen trabajo cuando tengo 55 o 65 años?