Los actores y cantantes comparten un terreno común en el sentido de que ambos expresan algo.