‘Exculpatorio’ está en el ojo del espectador.