Adaptar una caminata a una vida ajetreada puede ser un desafío, por lo que sugiero caminar en lugar de conducir al trabajo o hacer recados tan a menudo como sea posible; en otras palabras, piense en caminar como un medio de transporte alternativo.