Se ha demostrado que la terapia de masaje alivia la depresión, especialmente en personas que tienen síndrome de fatiga crónica; otros estudios también sugieren beneficios para otras poblaciones.