Creo que el servicio público es una vocación y lo haces siempre y cuando las cosas que te llevaron a la oficina puedan continuar levantándote por la mañana y mientras haya trabajo por hacer.